El 155 convierte a los Mossos en un cuerpo violento a semejanza de la Guardia Civil

La visita del Rey de España a Catalunya ha provocado una oleada impresionante de rechazo por parte de la ciudadanía catalana. Muchas manifestaciones y actos en contra del Rey se han organizado alrededor del ya famoso besamanos organizado en el Palau de la Música. Un evento ya de por sí más propio de otro siglo que del an 2018.

A pesar de las amplísimas e innecesarias medidas de seguridad han sido muchísimos los catalanes que han ido a defender el honor de la sociedad catalana, la democracia y la República frente un Rey que ha dejado su labor como mediador para pasar a ser un hooligan del gobierno de M. Rajoy y del españolismo más rancio.

Ante estas manifestaciones los Mossos han vuelto a cargar de manera violenta e innecesaria contra los manifestantes pacíficos y desarmados. Y ya es la segunda vez que esto ocurre desde la llegada del 155. Los Mossos es un cuerpo que tiene la obligación de seguir órdenes, y una cosa es seguir las órdenes de gente con valores como Forn o Trapero o de Soraya Sáenz de Santamaría y el falangista golpista de los Cobos.

Fuera el 155, fuera la violencia policial. Fuera España.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: