Albert Rivera ya no esconde su fascismo defendiendo el atentado de Vic: “Cuando el Estado está ausente alguien tiene que hacer justicia”

La palabra fascista y fascismo se ha usado con gran libertad en España y Catalunya los últimos años, la mayoría de veces sin ningún tipo de sentido. Pero parece que Albert Rivera quiere cambiar la situación y está muy empeñado en actuar como un fascista para apoyar a fascistas y que así los fascistas le voten.



Pocas horas después del atentado terrorista de Vic donde un imbécil arrasó con su vehículo con centenares de cruces situadas en la Plaça Major de Vic poniendo en riesgo la vida de niños y transeúntes, el líder de Ciudadanos ha decidido defender al terrorista con las siguientes palabras: “Cuando el Estado está ausente alguien tiene que hacer justicia por su lado”. Esta aceptación de la violencia, del sinsentido, del ataque a la libertad de expresión y del odio convierte a Rivera en un político de extrema derecha que repite lo que los Nazis hicieron durante los años veinte, cuando sus SA se encargaban de “solucionar” los problema a los que el Estado no llegaba. Ellos eran el Estado y se tomaban la justicia por su lado, una justicia también definida por ellos.

Ya es hora que los Mossos actúen y quizás se debería empezar a pensar en la ilegalización de un partido que defiende actos violentos. Se ilegalizó a Batasuna durante años por la violencia de ETA, quizás ahora se debería ilegalizar a Ciudadanos por la violencia de los Comandos Arrimadas. Su violencia ha ido in crescendo en las últimas semanas y no hay día que no vivamos un ataque violento en Catalunya contra independentistas. Y todavía tiene que llegar el día que alguien de Ciudadanos condene estos ataques y la violencia de los suyos. ¿Hasta cuándo?

Comentarios