Arrimadas se niega a condenar los ataques a independentistas

La líder de Ciudadanos y jefa de la oposición en Catalunya Inés Arrimadas tiene una curiosa manera de reaccionar a los ataques contra catalanes dependiendo de sus ideas políticas.


Esta última semana hemos visto como iba a los tribunales a hacerse la foto para denunciar el lanzamiento pacífico de pintura contra la casa del juez LLarena que tiene a nueve personas inocentes secuestradas, mientras callaba cuando al alcalde de Cervera le pintaban la casa, le mandaba amenazas de muerte y a su vez asaltaban el Ayuntamiento de la localidad para retirar una pancarta de solidaridad con los presos.

No es una estrategia nueva pero cada día sorprende más ver lo bajo que pueden caer ciertos partidos de extrema derecha como el naranja. Gran parte del independentismo he sobreactuado con el lanzamiento de pintura e incluso el President Torra ha condenado el acto. El independentismo condena cualquier tipo de ataque, aunque sea pacífico como el de la casa del señor Larena. De hecho el independentismo critica más sus acciones que las de les Comandos Arrimadas ya que se siente parte de ellos.

En cambio Arrimadas y los suyos solamente condenan los actos independentistas, y los exageran de una manera asquerosa, para intentar crear el falso relato de la violencia. El mismo falso relato que se ha inventado el juez Llarena. No es que Inés Arrimadas no sepa diferenciar la violencia real de sus Comandos de un poco de pintura, lo que sucede es que hay un plan entre jueces, medios de comunicación y ciertos partidos políticos para inventarse el relato que mantiene a los líderes independentistas secuestrados.

Comentarios