Ciudadanos avala la violencia fascista de Canet con sus actos en el Palament

Actúan como fascistas, hablan como fascistas y defienden a los fascistas que hace pocos días atacaron a catalanes en la playa de Canet de Mar por unas cruces amarillas. Una vez demostrado que los agresores eran concejales y/o simpatizantes de Ciudadanos, Plataforma X Catalunya y La Falange, todo el mundo esperaba una condena generalizada pero tanto Ciudadanos, el PP como PSOE se dedicaron a atacar a las víctimas.


Bajo la idea de que el espacio público es de todos, el españolismo quiere anular cualquier muestra de protesta de la mayoría independentista de Catalunya. Que el espacio público sea de todos, no significa que no sea de nadie, y que no pueda usar como espacio de protesta o reivindicación. Ciudadanos anima un juego muy peligroso, el juego que han jugado todas las democracias para convertirse en un estado autoritario. Cuando sólo permites los símbolos del Estado, y los acentúas, mientras criminalizas los otros símbolos, acabas creando una dictadura donde los derechos individuales y la libertad de expresión desaparecen.

Lo mismo se ha visto en el Parlament cuando el fanático Carrizosa ha retirado un lazo amarillo que recordaba a los presos políticos, parlamentarios secuestrados por el Estado Español. Con este gesto Carrizosa ha avalado las actividades, muchas veces violentas, de sus seguidores contra los lazos amarillos. Ahora los catalanes debemos ser más fuertes que nunca, unidos contra el fascismo y unidos por la libertad de expresión. Los independentistas son mayoría, que se note en las calles.

Comentarios