Ciudadanos ocupa el espacio público en Vic y los catalanes les dicen lo que piensan de ellos

En otro fin de semana de provocaciones españolistas algunos militantes del partido de extrema derecha Ciudadanos se han plantado con su tenderete en el centro de Vic, ciudad que el racista Màrius Carol llama la capital de la Catalunya catalana.

Después de que Ciudadanos protestara centenares de veces sobre la neutralidad del espacio público el partido naranja ha colocado este tenderete en el espacio público. Hace poco paseaban un avión o un autocar con mensajes llenos de odio señalando a los que según ellos son sus “enemigos”, y todo en el espacio público. Parece que ellos tienen unas reglas para los otros diferentes que las que ellos mismos se aplican.

Los Ciudadanos de Vic han actuado como ciudadanos libres y les han dicho a los militantes naranjas lo que son: fascistas. La libertad de expresión precisamente consiste en que puedan decirte lo que no te gusta y esto han hecho los catalanes de bien que han pasado por delante del tenderete.

Ciudadanos tiene el derecho de poner un tenderete donde quieran y los catalanes tienen derecho de decirles lo que les de la gana mientras no exista violencia, ni les roben el material ni les tumben el tenderete.

Y si a alguien de Ciudadanos no le gusta la libertad de expresión de los catalanes que se vaya de Catalunya, porque los catalanes no van a renunciar a ella.

Comentarios