Ciudadanos y PP se niegan a condenar el franquismo y la violencia de extrema derecha en el Parlament

De Ciudadanos y de PP ya nada sorprende. Sus constantes mentiras, manipulaciones y muestras de odio hacia Catalunya y hacia los catalanes no tienen parangón en Europa, probablemente desde los años 30 y 40 en Alemania. Una vez más los dos partidos ultras han vuelto a demostrar cuáles son sus valores e ideales.



En una votación en el Parlament Ciudadanos y PP han evitado condenar el franquismo y la violencia de extrema derecha. Parece razonable teniendo en cuenta la realidad de estos dos partidos. Condenar el franquismo sería condenar los actos de sus padres y abuelos, como el caso de Inés Arrimadas, hija de un policía franquista. A su vez condenar la violencia de extrema derecha sería condenar a sus militantes y votantes.

Son muchos los ciudadanos de Catalunya, y cada vez más de España, que ven la peligrosa deriva ultra de estos dos partidos. Tanto azules como naranjas han hecho del odio hacia los catalanes su principal bandera electoral. ¿Qué consecuencias puede tener para PP y Cs condenar el franquismo y la extrema derecha? ¿Tantos votos creen que van a perder si lo hacen?

Lo que parece claro es que el problema no solamente son PP y Cs (y también PSOE). Lo problemático es pensar que tantos españoles todavía pueden ser seducidos políticamente por el odio hacia los catalanes.

Comentarios