La economía catalana sigue creciendo. Quien diga lo contrario miente!

A las puertas del Mobile World Congress, que sigue en Barcelona hasta 2023, Catalunya sigue liderando el aumento del PIB, la aceleración de las exportaciones y el descenso del paro (12,6%), que se acerca a la media europea (9,1%) y se aleja de la media española (17,2%).

En cambio, en otras zonas de España, donde siguen con gobiernos autonómicos sin haber sido intervenidos, sin haber celebrado referéndums “ilegales” ni tener a sus líderes en prisión, parece ser que la recuperación es más lenta. En una Catalunya con las finanzas intervenidas, con un gobierno legítimo en el exilio, con decenas de líderes políticos imputados por la justicia española y cuatro en la cárcel, no parece ofrecer un panorama de estabilidad para que sigan viniendo empresas multinacionales a instalar sus filiales, pero aun así, en los últimos meses y en medio de la ofensiva judicial, económica, política y mediática que han sufrido las instituciones catalanas, varias compañías internacionales han seguido apostando por invertir en este rincón de la península.

Veamos algunos ejemplos:  Norwegian Airlines seguirá teniendo su sede corporativa del sur de Europa en El Prat de Llobregat; Covestro, la filial de Bayer, invertirá 200 millones de euros en Tarragona; la segunda empresa china de juegos para móvil (IGG) instalará su sede europea en Barcelona y Nestlé ha ampliado su planta en Girona con 73 millones de euros.

Efectivamente, se trata de empresas internacionales. Casi todas se han quedado en Catalunya y no forman parte de la falsa cifra de 3.000 que constantemente vomitan los líderes y medios de comunicación unionistas. Las que simplemente han cambiado de domicilio social sin haber desmantelado sus infraestructuras ni trasladado a sus plantillas, no llegan ni a 250, y no lo han hecho con criterios económicos sino por las facilidades que les ha puesto sobre la mesa el gobierno español.

Algún día, los responsables del reino tendrán que exponer los motivos por los que han pretendido perjudicar la economía catalana sin importarles los que ahí habitan, incluyendo a los que apoyan el relato unionista.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: