El Gobierno de Sánchez pasa del café para todos al virus para todos en un acto intolerable de centralismo

Ni en los momentos más dramáticos el Estado español puede dejar de lado su nacionalismo centralista. Los actos del PSOE y del gobierno de izquierdas estos últimos días van a causar muchos infectados y muertos que se habrían podido evitar.

Hace días que Madrid es un centro mundial de peligro por los muchos casos de enfermos de coronavirus, incluso los alemanes han decratado la zona de Madrid como zona de riesgo. Pero mientras todo el mundo veía como los números de muertos en Madrid crecían de manera exponencial, el Estado se ha negado a tomar las medidas necesarias para evitar el contagio a los otros territorios de España. Tanto en Murcia, como en Galicia o en Valencia se han detectado casos de infectados que provenían de Madrid.

Ante esta dejadez imperdonable del Gobierno de izquierdas el President Torra, así como el Presidente de Murcia, pidieron cerrar sus comunidades y confinar a sus ciudadanos. El Gobierno central no permitió tomar estas medidas por razones que todavía se desconcen y ha decidido tomarlas ellos tres días más tarde, con la posibilidad de miles de contagios y de posibles muertes. Incluso ha tomado el control de los Mossos para evitar que Catalunya pudiera tomar medidas que, a la postre, acabarían salvando vidas.

En una rueda de prensa indecente el Presidente Sánchez ha decidido cargarse el Estado de las Autonomías haciendo muestra de un nacionalismo centralista de los más fanático. Una rueda de prensa que ha recibido los aplusos eufóricos de Santiago Abascal. Mientras en China se cerró la zona de Wuhan, o en Italia se cerró la Lombardía, Pedro Sánchez cree que España no se puede dividir, España es una y no 51.

El PSOE ha pasado del café para todos al virus para todos. Según Pedro Sánchez «no actuamos sobre territorios, actuamos sobre personas». ¿Se imaginan que en China no se hubiera cerrado Wuhan? ¿O en Italia no se hubiera cerrado Lombardía? ¿O que no se hubiera cerrado Italia y se hubiera dejado a la gente circular por Europa? Este nacionalismo centralista es el que ha evitado que Madrid fuera cerrada hace días. Es el que ha permitido la expansión del virus y ha hecho que España tenga una evolución peor que la de Italia.

Hay un fanático nacionalista en el Gobierno. La mala política mata.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: