El responsable económico de Ciudadanos llama paletos a los Barceloneses mostrando su cara más etnicista

Se tiene que reconocer que los catalanes están hechos de una pasta especial. Son el único pueblo (o de los pocos) que permiten que gente de fuera, extranjeros, les impongan un idioma, les quieran imponer un sistema educativo, les quiten 16,000,000,000 en impuestos cada año, les quieran imponer un alcalde en su capital y encima les insulten.



En esta ocasión ha sido un sospechoso habitual de Ciudadanos, Luis Garicano quien ha llamado paletos a los barceloneses cuando intentaba hace propaganda a favor de Manuel Valls. Esta gente ultra que siempre se inventa que los independentistas insultan o van con aires de superioridad y resulta que son ellos los que llaman paletos y provincianos a los barceloneses. Y lo dice un hombre de Valladolid con un historial familiar lleno de franquistas y con un tio que llegó a ser Ministro durante la dictadura.

Es increíble que los barceloneses, y por extensión los catalanes, sigan siendo pacíficos y no organicen una revolución como Dios manda contra esta gente colonizadora que quiere destruir su cultura, su lengua, su sociedad, su país. De hecho esta es el objetivo de Ciudadanos y compañía, que los catalanes se muestren violentos e intolerables, cosa que de momento no han logrado. Los catalanes nunca se rebajaran al nivel de Luis Garicano y los energúmenos naranjas.

Bueno, algunos catalanes pijos de la zona alta quizás sí, ya que ellos tienen más de franquistas que de catalanes.

Comentarios