El españolismo se niega a condenar el brutal ataque de uno de los suyos al periodista Jordi Borrás

Aunque parezca increíble el españolismo ha ignorado totalmente el ataque al periodista Jordi Borràs por parte de un policía de paisanos del que hablamos ayer. Ni Arrimadas, ni Iceta, ni Rivera, ni Albiol, ni sus partidos han hecho ningún comunicado oficial ante tal agresión, una más de la cruzada violenta que los Comandos Arrimadas están llevando a cabo en Catalunya.



Impresentable ha sido la reacción de Arrimadas y el partido naranja que después de denunciar con megáfonos poderosos cuatro gritos en Canet durante el fin de semana, ha decidido callar con este ataque fascista. ¿Imaginan qué sucedería si le hubieran roto la nariz a la propia Arrimadas en Canet al grito de Visca Terra Lliure? El asaltante sería acusado de terrorismo y se pasaría años o décadas en la cárcel, y evidentemente el independentismo condenaría el ataque. En este conflicto político no hay reciprocidad en la humanidad, y mientras los independentistas critican el mínimo insulto verbal que pueda ofender, el españolismo ni tan siquiera condena los ataques físicos, y si hace faltan no condenaran ni los posibles asesinatos de independentistas. Este es el nivel, y hasta aquí están dispuestos a llegar para defender la unidad de España que Franco les dejó como legado.

El cinismo de Ciudadanos diciendo que este ataque demuestra que la sociedad catalana está enfrentada cuando son los suyos los que atacan a los independentistas sólo es comparable al del PP que ha dicho en un comunicado que no se va a posicionar hasta saber quién es la víctima. ¿ Será el que sangra por la nariz o el que se va corriendo y le cae una navaja?

El españolismo en Catalunya está jugando un juego muy peligroso. Primero fue la policía que atacó a ciudadanos indefensos y pacíficos y ahora son sus votantes y simpatizantes los que atacan a los catalanes. No sabemos si esperan que haya muertos para frenar a sus discípulos pero alguna medida se debe tomar contra ellos. Los Mossos no pueden seguir dejando a los ciudadanos catalanes indefensos ante los ataques españolistas.

Comentarios