Esta es la ley que permitiría la investidura telemática de Puigdemont en cualquier democracia consolidada

Parece que a los unionistas les está costando mucho aceptar la derrota clara y rotunda en las elecciones del 21D. Si en Catalunya la sorpresa de los partidos y medios unionistas ha sido mayúscula, en Madrid ha sido incluso mayor. La opinión mayoritaria en la “capital del Imperio” era que los independentistas perderían su mayoría absoluta y sería cuestión de los Comuns decir la balanza en última instancia. Por si tenían duda metieron a un candidato en la cárcel de manera totalmente irregular, e obligaron al President electo a mantenerse en Bélgica, donde hay un sistema judicial serio. Ni con todo el apoyo de los medios, con La Vanguardia en la cabeza, los unionistas no pudieron ganarle al independentismo.

Pero qué importa perder las elecciones en las urnas si las puedes ganar en los juzgados? Por lo menos esto es lo que piensa M. Rajoy, los partidos unionistas y una vez más La Vanguardia Española. Por esta razón están todos intentando imponer la idea de que el President Puigdemont no puede ser investido telemáticamente, a pesar de ser el President que quieren la gran mayoría de los catalanes. El debate debería ir más allá de si es lo ideal ser investido a distancia, evidentemente no, sino a quién quieren los catalanes. Simplemente hace falta un poco de cintura política para que Puigdemont sea investido President con 70 votos a favor.



De todas maneras, parace que incluso la ley le da la espalda a este relato españolista y antidemocrático. El propio Parlament, después de una propuesta del Tripartito liderado por Montilla aprobó la Ley 13/2008, de la presidencia de la Generalidad y del Gobierno, que deja claro que “El Gobierno y los órganos de asistencia y apoyo al Gobierno pueden utilizar, para el cumplimiento de sus funciones, redes de comunicaciones o cualquier otro medio telemático, siempre y cuando se hayan establecido mecanismos que permitan garantizar la identidad de las personas que emiten y reciben las comunicaciones y permitan garantizar la autenticidad de los mensajes, las informaciones y las manifestaciones transmitidos, tanto verbalmente como por escrito.”

En este caso no se trata del President, sino del candidato a la presidencia, pero parece bastante extensible la aplicación de la ley como para adoptarla en este caso que nos ocupa. No es un problema tecnológico, se trata de un asunto democrático donde algunos quieren imponer su candidato por delante de la mayoría de los catalanes.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: