¿Ha muerto la libertad de prensa en España?

Recientemente nos hemos visto envueltos en una pequeña polémica en Twitter por un artículo donde analizábamos cómo los medios de comunicación españoles estaban criminalizando al independentismo a partir de filtraciones que ya están siendo investigadas por la justicia.

En nuestra información aportábamos casos concretos de distintos periodistas que han publicado estas filtraciones estos últimos días. Evidentemente nuestra intención no era atacarlos en su vida privada, más bien criticar su tarea profesional como periodistas.

Uno de los afectados nos ha interpelado por Twitter y hemos conversado con él demostrando que nuestra información, respecto a lo que decíamos de él, era totalmente cierta. Aún así hemos retirado el artículo para no ofender innecesariamente, aunque seguimos convencidos que en el artículo no hay ni una falsedad. Y el resto son simplemente opiniones.

Curiosamente, hace pocas semanas, una diputada del PSC en el Parlament de Catalunya publicó en las redes sociales imágenes de la vida privada de periodistas de TV3 para criticar su tarea (aquí el link al tweet). En su caso no hacía una crítica a su trabajo profesional, sino que criticaba las ideas que dichos periodistas tenían en su vida privada como seres humanos. Esto nos parece intolerable y es una línea que nosotros no hemos traspasado en nuestra información. Hemos criticado su trabajo y hemos aportado sus nombres e imágenes al ser personajes públicos.

La sorpresa es que en ese caso nadie dijo nada. Ni si quiera el periodista que nos interpela en Twitter. ¿Está mal criticar a periodistas por su tarea profesional dando sus nombres? ¿Están los periodistas por encima del bien y el mal cuando se trata de informar? ¿Se puede atacar constantemente a los periodistas de TV3, incluso por sus ideas privadas, mientras no se puede hablar de la cara pública de los periodistas de otros medios?

Como siempre, la marabunta de Twitter nos ha atacado, insultado e incluso amenazado. Es por eso que hemos decidido prescindir del artículo. Pero ¿dónde queda la libertad de prensa?

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: