La Policía Nacional aplaza el desalojo de un local de fascistas abrazándose a los nazis

En el Estado Español todo es posible, incluso las cosas más inverosímiles e indignantes. Hoy tenemos otro capítulo de esta máxima. Estaba previsto el desalojo de la antigua sede del Banco de Madrid ocupada por el grupo de extrema derecha Hogar Social, un desalojo decretado por un juez. Simpatizantes nazis se han manifestado delante del edificio para impedir a la Policía ejercer su trabajo. Curiosamente en este caso no se han sacado porras para pegar de manera indiscriminada a los manifestantes (recordemos que de ideología nazi) como sí sucedió el 1 de Octubre en Catalunya cuando la gente se disponía a votar democrática y pacíficamente.

En este Estado Español cada vez más parecido al Apartheid sudafricano, parece que los nazis tienen más derechos que los catalanes demócratas. Según fuentes oficiales no se procedió al desalojo para evitar altercados, cosa que evidentemente no impidió la violencia enfermiza de los agentes el 1 de octubre, aunque la propia juez así se lo había pedido. Estamremos muy atentos a los cargos de rebel.lión y sedición aplicados a estos manifestantes de extrema derecha para comprobar si la justicia es igual para todos.

Tampoco nos extraña que la Policía acabara en buenos términos, casi abrazándose a los okupas fascistas si vemos algunas actuaciones de los portavoces de alguno de sus sindicatos principales que, curiosamente, participó en actos del grupo Hogar Social. Parece que el Estado Español está dispuesto a volver a ser fascista que a ser realmente demócrata. Y después algunos se preguntan por qué la mayoría de los catalanes quieren la independencia…

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: