La Vanguardia recurre a las Fake News para criticar al independentismo y apoyar a Ciudadanos

La prensa españolista está desesperada ante la posible victoria de los partidos independentistas en las elecciones del 21D. Se han manipulado encuestas, escondido la violencia unionista, creado alarma sobre una crisis económica sin aportar datos, o incluso escondiéndolos. Pero La Vanguardia, en teoría un periódico de centro y centrado ha empezado a inventar noticias para lavar la imagen de Inés Arrimadas, y centrando toda su cobertura al partido naranja. La estrategia es la siguiente: el tripartito del 155 no va a sumar pero si por una dispersión del voto independentista Ciudadanos logra quedar primera en votos (todavía hay que verlo), van a decir que el Procés está muerto, aunque los independentistas sumen, que al final es lo importante. Màrius Carol ya tiene preparado el artículo sobre volver a la normalidad, seguir lo que hace el PNV y olvidarnos de locuras independetistas. Ya sabemos cómo funciona.

Estas últimas demanas hemos visto a La Vanguardia hablar de los independentistas como pueblerinos carlistas por parte de Enric Juliana, el penalista Monguilod comparó a Junqueras y los presos políticos con criminales nazis, violadores, asesinos, para después decir, cobardemente, que nadie entendiera que los estaba comparando. Pero hoy La Vanguardia se superado con un vergonzoso artículo bajo el título de Los insultos machistas impulsan la campaña de Arrimadas en las redes, un artículo que es el paradigma de la manipulación y las medias verdades, elementos tan típicos en las ya famosas fake news. Para empezar el titular no se ajusta al contenido del artículo donde se habla sólo de un posible insulto machista, el de Toni Albà. Además La Vanguardia compra el punto de vista y el victimismo típico de Inés Arrimadas cuando nunca Albà dijo que la posible Inés fuera Arrimadas. A pesar del mal gusto, la poesía de Albà, ni fue un insulto a Inés Arrimadas, ni impulsó la campaña de Ciudadanos. Lo que impulsa la campaña de Ciudadanos son su victimismo y sus medios afines, desesperados por hacer callar a la gente e intentar manipularlos de la manera más vil.

Y mientras un “supuesto” insulto machista es noticia destacada, recordemos que hay cuatro personas en la cárcel de manera totalmente ilegítima y ilegal. Pero esto a La Vanguardia suponemos que le da igual.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: