Las leyes españolas y la física

Las leyes universales son principios inmutables que dan el origen y el orden perfecto a todo lo que existe en el universo. Algo así es lo que persigue el ordenamiento jurídico español que, según sus dirigentes, desde el rey hasta la judicatura, pasando por las fuerzas armadas y los partidos del 155, también da el origen y el orden perfecto a todo lo que existe en el universo español. Un universo que termina en La Jonquera y que en algunos otros universos, como el belga o el danés, no se ha demostrado que produzca el mismo resultado.

Pero en la reserva judicial de Occidente, que es España, la apelación constante a la ley como principio universal se refiere ni más ni menos a la integridad territorial del reino de España.  Un principio universal que defendió y defiende tanto la corona borbónica, la primera y la segunda república, como las dictaduras de Primo de Rivera y Franco, y el régimen del 78.

Leyes españolas

La unidad nacional como principio universal

La unidad nacional es el principio universal y sagrado. A partir de este principio, se puede hablar y negociar sobre cualquier asunto menos de la unidad nacional; se puede proponer, debatir y votar sobre cualquier tema menos de la unidad nacional, y así sucesivamente, se pueden requisar urnas, cerrar páginas web, enviar a prisión a dirigentes políticos, prohibir lucir según que colores, realizar registros en sedes de entidades y partidos políticos,… todo para salvaguardar el principio universal, indiscutible y sagrado: el dogma constitucional.

Según la física, una ley se convierte en ley cuando ha sido verificada y produce el mismo resultado en cualquier lugar en donde se aplique, mientras que las leyes humanas varían continuamente de acuerdo a las circunstancias. Parece ser que los partidos del 155 consideran que las nuevas circunstancias deben someterse a sus leyes “físicas” y no a la inversa. Mientras fomenten esta confusión, no habrá lugar para el diálogo, el análisis crítico, la negociación, ni mucho menos el desarrollo de una democracia real en España.

Be the first to comment on "Las leyes españolas y la física"

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: