Llarena y Arrimadas no han ido al Valle de los Caídos para protestar por la exhumación del dictador y asesino Franco, de momento

Miles de fascistas se han reunido en el Valle de los Caídos para protestar contra la exhumación del dictador fascista y asesino Francisco Franco. Muchos nostálgicos del dictador se presentaron este fin de semana mano en alto, con sus banderas fascistas y mucho odio.



El mausoleo a Franco no es el problema, es la consecuencia de un Estado que no ha superado el franquismo, donde los mismos que mandaban entonces mandan ahora, donde la misma mentalidad sigue vigente en el centro de la vida política, judicial, el ejército y la policía. Es increíble buscar el pasado de los apellidos de notarios, jueces, políticos, periodistas y tótems del mundo de los negocios y ver que son herederos de las principales piezas fascistas que durante 40 años aniquilaron la democracia en España. Durante cuarenta años saquearon el Estado y asesinaron a cientos de miles de personas para ahora seguir manteniendo el poder. Franco lo dejó todo atado y bien atado, y no sólo respecto a la monarquía.

Entre los visitantes fascistas del pasado fin de semana encontramos a Luis Alfonso de Borbón, familiar del Rey impuesto por Franco, y de momento no hemos visto a otros herederos de las ideas franquistas en España como el juez Llarena o Inés Arrimadas. Recordemos que parte de la familia de Arrimadas estaba muy ligada a la dictadura. Estaremos atentos para ver si deciden pasar a rendir su homenaje.

Comentarios