Los Guardia Civiles encuentran por fin las armas de destrucción masiva en forma de «miradas de odio» de los votantes

Estos días se están viviendo unas jornadas de lo más surrealistas en el Tribunal Supremo. Están declarando los Guardia Civiles responsables de las operación del 1 de octubre y de los días previos. Parece que tienen un relato aprendido que defienden sin demasiado dificultad ante las preguntas facilitas de los fiscales. Pero cuando llegan los abogados defensores todo son dudas y mentiras.

Parece increíble que los Guardia Civiles, vestidos con armillas, armas de fuego, cascos y porras que sacaron a pasear sin contemplación se muestran ofendidos, asustados casi traumatizados por las «caras de odio» de los catalanes demócratas. Parece que alguien les ha dicho que esta es la frase que tienen que decir pero les está dejando en ridículo frente a toda la sociedad española. Quizás esta es la razón por la que quieren esconder sus caras y nombres.

Con un simple visionado de los videos, cosa que Marchena no deja hacer en la sala, se desmontarían totalmente los testimonios de estos Guardia Civiles. Parece que no se dan cuenta que alguien está jugando con ellos y mentir, exagerar o manipular pruebas acabará que el distanciamiento entre ellos y los catalanes de bien sea cada vez más grande. Pero ya son mayorcitos,…

Comentarios