Los Mossos cargan contra los antifascistas para así proteger el fascismo de uniforme

La sociedad catalana no acaba de acostumbrar-se a las imágenes de los Mossos cargando con violencia extrema contra los manifestantes antifascistas mientras protege a energúmenos, tarados, fascistas y violentos de la policía española. Pero todo tiene una explicación.


Las BRIMO, o Brigades Mòbils de los Mossos, son un cuerpo lleno de españolistas, Policías Nacionales y Guardia Civiles reciclados, gente que no tiene nada más en la cabeza que defender su visión del cuerpo. Para ellos los energúmenos fascistas de Jusapol son de su equipo y se defienden entre ellos.

Los Mossos de las BRIMO son muy distintos a los Mossos con los que convivimos cada día en las calles de Catalunya, agentes humanos, con empatía, con arraigo a la sociedad y el territorio. Las BRIMO son exactamente lo opuesto. Los ciudadanos catalanes de buena fe debería diferenciar los distintos departamentos del cuerpo de los Mossos y así depurar responsabilidades.

Como ciudadanos tenemos que apuntar los números de identidad de cada Mosso de las BRIMO que se exceda e su violencia hacia la gente pacífica, tenemos que fiscalizar las malas praxis de este cuerpo, solamente así lograremos separar a la policía humana de los agentes que viven de apalear a los antifascistas.

Otro debate es sobre el Conseller de Interior. La libertad de expresión se tiene que defender para todos pero quizás permitir manifestaciones fascistas en el centro de Barcelona no es la mejor idea. ¿Qué tal si se les envía a un lugar alejado del centro, remoto, donde la provocación sea menor?

Comentarios