Los políticos españolistas dedican sus últimas horas de campaña a insultar y amenazar

Quedan pocas horas para que acabe la campaña electoral más rara y anormal que se ha visto en una democracia occidental, si es que el Estado Español todavía se considera una democracia occidental. Los partidos políticos están apurando para explicar sus propuestas, defender sus ideas e intentar seducir a los indecisos.

Parece que, faltos de propuestas, los partidos españolistas se han dedicado a insultar y amenazar a independentistas. El ex ministro de los GAL Josep Borrell ha amenazado de que si se sigue con la idea de independencia “llegaremos a las manos”, un día después de pedir desinfectar a los independentistas. Además, el amigo de Vera y Barrionuevo ha seguido diciendo que al President Puigdemont sólo lo reciben colaboracionistas nazis, mientras él se manifiesta con nazis directamente.



Pero los insultos no se reducen al PSOE ya que Albiol ha afirmado que un grupo de independentistas que se solidarizaban con los presos políticos en Badalona eran unos “tarados”. Otro candidato a la presidencia, Miquel Iceta, ha hablado de Junqueras como el “osito que todo el mundo quiso tener” banalizando así el encarcelamiento del vicepresidente.

Y todo esto sumado a la ya típica violencia de los militantes de Ciudadanos, que este fin de semana han atacado varias residencias en Bellpuig, Lleida y a las manipulación de sus líderes, esta vez haciendo el ridículo denunciando un supuesto adoctinamiento de niños en una escuela catalana que ha acabado siendo en Zaragoza.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: