Malestar en la redacción de La Vanguardia por la presión pro españolista de la dirección

Hace varios meses, por no decir años, que La Vanguardia ha perdido su credibilidad de manera importante. Ya no se trata de tener una línea editorial conservadora y autonomista, hecho del todo respetable, se trata de basar su información en la manipulación, la falsedad, el juego lingüístico constante para atacar a los independentistas y defender los ataques brutales del Estado Español a través del 155, jueces y policía.

El despido de muchas de sus firmas independentistas es solo la consecuencia de una “limpieza” que se ha llevado a cabo en la redacción, donde los periodistas más unionistas o españolistas andan todo ufanos tanto en el edificio de la Avenida Diagonal como en Twitter como se ve con el propio Enric Juliana, Iñaki Ellakuría o Lalo Agustina. Pocos son los periodistas de La Vanguardia que se atreven a denunciar el Estado Español en Twitter, por ejemplo, a pesar de ser claramente autoritario y actuar de manera ilegítima e ilegal.

Este proceso de españolización de la cabecera barcelonesa ha provocado una dramática caída de ventas, una pérdida de influencia brutal e incluso un malestar dentro de la redacción donde algunos periodistas se sienten observados. Ante la pérdida de estos valores y la presión del heredero del Conde para convertir el periódico en una simple, y lucrativa, máquina de clicks, parece que se viene una crisis que puede cambiar el panorama mediático de la ciudad condal.

Parece que el Conde y Màrius han visto las orejas al lobo, y anticipando tanto el 155 como el control de las finanzas de la Generalitat por parte de Madrid, qué mejor manera para seguir cobrando la paguita institucional que posicionarse a favor de la España más centralista, autoritaria y anti catalana. Recordemos que sin subvenciones ni anuncios institucionales el Grupo Godó habría acumulado unas pérdidas de 11 millones de euros en los últimos 15 años y probablemente ya no existiría. Quizás el periodismo lo agredecería.

Be the first to comment on "Malestar en la redacción de La Vanguardia por la presión pro españolista de la dirección"

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: