Màrius Carol invitado de lujo en la boda más españolista del año entre Valls y Gallardo

En los últimos años La Vanguardia se ha convertido en el medio españolista más destacado de Catalunya. Con la llegada de Màrius Carol, independentista arrepentido, el medio dejó de lado su pluralidad para situarse de lleno al lado de la represión española y en contra de los anhelos de democracia de los ciudadanos de Catalunya.

Las ventas han caído de manera abrumadora desde que carol llegó al mando, y solamente las «ayudas» de la Generalitat en forma de subvenciones y publicidad institucional han permitido mantener el barco a flote. Es digno de estudio que la Generalitat de millones y millones de euros cada año a un medio que miente, manipula, que tiene a sus periodistas haciendo de trolls españolistas en las redes sociales, y todo esto con el beneplácito del Conde.

Tres momentos destacan sobremanera en la (oscura) carrera de Màrius Carol como director. Primero la imagen de la Vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría hablando de manera autoritaria con los directores de los medios españolistas de Catalunya (dedo levantado) ante un Carol que escucha obediente y submiso.

También quedó en la retina de los catalanes la comida informal que Carol compartió con todo el españolismo del Parlament en plena represión contra el independentismo. Una vez más, parece que estaban organizando una estrategia común.

Y esta semana ha llegado el momento culminante. Màrius Carol ha disfrutado en Menorca de la boda más españolista del año con invitados tan anti catalanes como Pedro J, Vargas Llosa o José Crehueras. La boda fue entre dos ilustres anti catalanes, Manuel Valls y Susanna Gallardo. Suponemos que después de la descaradísima campaña de La Vanguardia a favor de Manuel Valls en las pasadas elecciones municipales, la invitación era lo mínimo que podía hacer el político más odiado de Francia para pagar los servicios prestados.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: