“Matan” a Puigdemont en la comunidad más subvencionada por los catalanes

El odio hacia los catalanes en España está muy de moda. Ahora lo hemos visto en una chirigota del Carnaval de Cádiz donde se representó el asesinato del President de Catalunya Carles Puigdemont bajo los vítores y aplausos del público. La chirigota cuenta en tono de broma un sentimiento muy extendido en la sociedad española. Se vio de manera mucho más preocupante cuando no lejos de Cádiz ciudadanos despedían a los policías que se desplazaban a Catalunya para pegar a los votantes catalanes bajo el grito de “A por ellos”.



Por muy de mal gusto que sea la “broma”, no se aleja del tono normal de las chirigotas gaditanas, pero no podemos evitar pensar qué sucedería si algo parecido lo hubieran hecho en Catalunya o en Alsasua con Inés Arrimadas, el rey Juan Carlos, Carrero Blanco o el propio M. Rajoy. En ese caso la alarma mediática del españolismo habría sido brutal y seguro que el Ministro Zoido y sus jueces y fiscales se lo afinarían para que se culpara de delitos de odio a los “humoristas”. El doble rasero es tan alarmante que empieza a ser complicado considerar España como un estado de derecho donde todos los españoles son iguales.

Cabe destacar que Andalucía es la comunidad más beneficiada del reparto en la financiación autonómica y Catalunya la más perjudicada. No se tienen que hacer demasiados números para entender que gran parte del dinero recibido por Andalucía proviene de los impuestos de los catalanes, como se ha explicado muchísimas veces e incluso ha sido admitido por la propia Susana Díaz. Este hecho no debe, sin lugar a duda, censurar ningún tipo de humor, pero sí que debería hacer reflexionar a los andaluces sobre el odio desatado contra los catalanes. Algún día echarán en falta todo esos ingresos y ya será demasiado tarde para gritar “A por ellos!”.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: