¿Existe una mayoría social unionista?

Las fuerzas unionistas, que nunca han logrado una mayoría de escaños en el Parlament de Catalunya, siempre aluden a la famosa “mayoría social” que según sus tesis, les da más votos que al independentismo.

Inés Arrimadas esgrime la idea de lo injusta que es la ley electoral catalana, que curiosamente es igual que la española y que favorece a los partidos más votados, como a Ciudadanos. También es cierto que con esta ley electoral el voto de las comarcas tiene más valor que el de las grandes ciudades pero si el sistema fuera proporcional, en todas las elecciones solo irían a votar los habitantes de las zonas cercanas a Barcelona, por lo que no representa a toda Catalunya.

Por otra parte, el famoso 47% de los votos obtenidos conjuntamente por Junts per Catalunya, ERC i la CUP es la cifra con la que el unionismo se aferra para deslegitimar la mayoría de las fuerzas independentistas, mientras se apropian del 53% restante para justificar su pretendida mayoría social. Ahí es cuando aparece la postverdad de los porcentajes que manipulan Inés Arrimadas y compañía, es decir, cuando se atribuyen los sufragios de los Comuns, como voto enteramente unionista.

Es interesante analizar la radiografía de este espacio ideológico. Si es verdad que en sucesivas encuestas existe un modesto apoyo a la independencia de los Comuns, no es nada despreciable destacar un par de corrientes independentistas dentro de la amalgama de partidos que forman Catalunya en Comú.

  1. Compromís per la Independència: Corriente interna de Iniciativa per Catalunya-Els Verds que se declara abiertamente independentista.
  2. Procés Constituent: Movimiento social anticapitalista e independentista que gobierna con los Comuns en algunas ciudades, como Barcelona.  

Por otra parte, cabe destacar la figura de Elisenda Alamany, diputada en el Parlament y portavoz del grupo de Catalunya en Comú, que más de una vez se ha declarado abiertamente independentista. Y ya no digamos el caso de Albano Dante Fachín, que antes de dejar las filas de Podem-Catalunya, dió su apoyo al voto afirmativo a la independencia en el referéndum del 1-O.

Así pues, la mayoría social unionista puede ser más que cuestionable. Sin embargo, solo existe una manera de saber realmente qué opción tiene la mayoría: un simple referéndum. Para unos, el mejor medio para acabar de una vez con el conflicto Catalunya-España; para otros, una auténtica pesadilla que intentan evitar detrás de un juez, un policia y un monarca.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: