EL PSOE se manifiesta contra el euskera y pacta con el racista Albiol en el primer día de su gobierno

El mensaje parece claro, el PSOE no va a cambiar su extremo nacionalismo español de los últimos meses por haber llegado al gobierno. Todo cambia para que todo siga igual.



En Navarra el PSOE ha acompañado a Ciudadanos, PP y UPN en una manifestación en contra del euskera, en lo que parece un movimiento parecido al del españolismo contra el catalán en las tres comunidades de los Països Catalans. Los manifestantes han gritado contra el euskera, Euskalherría, con vivas a España y a la Guardia Civil. El odio ha estado tan presente que incluso cuando se ha leído el manifiesto en euskera los manifestantes han gritado “fuera, fuera”.

El mismo día la mayoría de militantes del PSOE en Badalona han decidido votar a favor de la moción de censura que les dará la alcaldía pactando con el racista García Albiol (PP). El tripartito del 155 se ha vuelto a unir para tener un alcalde socialista en un ayuntamiento que va a estar dominado por el odio, el racismo y la confrontación.

A pesar del teatro de Ada Colau o Joan Tardá, que se han hecho los sorprendidos, todo el mundo sabe que el PSOE tiene la misma idea de España que Ciudadanos, pero con un lenguaje más amable. Son igual de culpables del golpe de estado del 155 y su discurso ha llegado a unos niveles de odio a fanatismo que ha superado en muchas ocasiones al PP.

El independentismo poco puede esperar del PSOE, por mucho cantos de sirena, lo que hace pensar si el voto a favor de la moción fue la mejor idea. Sólo el tiempo lo dirá. De momento, el primer día de Sánchez no permite ser muy optimista.

Comentarios