¿A quién le puede molestar que se diga que Inés Arrimadas es tan catalana como Ivan Rakitic?

Inés Arrimadas es catalana si hacemos caso a la ya mítica frase del ex Preisdent Jordi Pujol: “catalán es aquél que vive y trabaja en Catalunya”. Al igual que Ivan Rakitic, por poner un ejemplo que todo el mundo conoce. Siguiendo el mismo razonamiento si Rakitic fichara por el Celta de Vigo o Inés Arrimadas se fuera a vivir a Santiago de Compostela, ambos pasarían a ser gallegos: “gallego es aquél que vive y trabaja en Galicia”.

Una afirmación evidente para cualquier mente capaz de unir más de dos ideas en un razonamiento pero que hace saltar ampollas en algunos medios de comunicación, sectores tabarneses o en catalanes más entregados a la causa españolista que los mismos españoles. Arrimadas nació a 887 kilómetros de Barcelona, y Rakitic a 810 km de la ciudad condal. Ninguno de los dos nació en una familia de origen catalán y se trasladaron a Catalunya ya de mayores a una edad muy parecida: Arrimadas con 25 años y Rakitic con 26.



Es cierto que la líder de Ciudadanos habla catalán y el jugador azulgrana de momento no, pero si el idioma define quién es y quién no es catalán, una gran parte de la inmigración española no se podría considerar catalana. En muchos países se valora el arraigo de un ciudadano por su familia y en este aspecto, por ejemplo, Lionel Messi ya ha tenido tres hijos en Catalunya y lleva mucho más tiempo en el país que la líder naranja. Tampoco nos parece suficiente para afirmar que Messi es más catalán que Arrimadas. Finalmente existe la opción de que Arrimadas quiera ser Catalana y así lo ha decidido, como ella misma ha afirmado. Nos parece genial, igual que si Coutinho, para seguir con jugadores del Barcelona, quiere sentirse catalán. Allí la libertad de cada uno de sentirse lo que quiera, faltaría más.

La única razón que se nos ocurre para pensar por qué la afirmación del titular molesta es por el derecho de conquista. Al ser Arrimadas española esto hace que al entrar a Catalunya pase directamente a ser catalana, ya que según esa mentalidad Catalunya está sometida al Estado Español. La misma gente que se ofende con nuestra frase es la primera en decir que alguien de Colliure que vive en Catalunya es francés, a pesar de todo lo que ha unido históricamente a la localidad del Roselló con Catalunya.

En resumen, nadie niega que Inés Arrimadas sea catalana, administrativamente hablando. En ese aspecto, es tan catalana como el propio Jordi Pujol, o como el mencionado Ivan Rakitic.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: