Ultraje al Parlament por parte de Inés Arrimadas. ¿Qué se ha creído?

Ya estamos acostumbrados a los desplantes y la mala educación de ciertas figura españolistas como Jordi Cañas, Rivera, Albiol, Iceta, Levy o Arrimadas. Pero hoy se ha llegado más allá cuando la líder de Ciudadanos ha decidido usar el Parlament como una pasarela de moda para su propaganda. En unos momentos con presos políticos, exiliados, candidatos democráticamente elegidos a quien les impide ser investidos, resulta que a Arrimadas no se le ocurre nada más que pasearse por el Parlament con altiveza y recochineo y con los altavoces habituales de la prensa amiga. Y después nos habla de querer ser presidenta de todos, será de todos los maleducados.



En la misma entrevista Arrimadas habla de su marido como un enfermo que estaba cercano a posiciones independentistas pero que ella lo está cambiando. Justo ayer hablábamos de lo ocurrido con Santi Vila, al que su novio le convenció para traicionar a Catalunya y a su amigo Puigdemont. Parece mentira que el unionismo vea todavía el independentismo, el movimiento más mayoritario en la sociedad catalana, como una enfermedad que se tiene que curar. Pero esto no deja de ser una opinión, lo que es grave es que se rían de nuestros presos políticos, de los exiliados e incluso de nuestras instituciones como en el reportaje de Arrimadas en la revista Telva. ¿Hasta dónde llegaran? Es oportuno recordad el término “banalidad del mal” creado por Hanna Arendt para definir lo que está haciendo el españolismo. Están ganando mucha batallas, pero están perdiendo la guerra.

Be the first to comment on "Ultraje al Parlament por parte de Inés Arrimadas. ¿Qué se ha creído?"

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: