Una semana leyendo La Vanguardia: El periódico del 155

Hace una semana leíamos como La Vanguardia prescindía de Jordi Barbeta, quizás la persona que más domina la información política en Catalunya, después de haberlo desterrado a la corresponsalía de Washington DC cuatro años. Nos preguntamos por qué el Grupo Godó podía prescindir de un activo tan importante si no fuera por sus ideas políticas, cercanas al independentismo. De allí que durante una semana hayamos hecho un seguimiento de La Vanguardia. No es un seguimiento exhaustivo ni hemos leído todas las noticias, tampoco es un informe académico, y seguro que tampoco es un artículo lleno de falsedades como el que publicó El País sobre TV3, simplemente es una recopilación de lo que entendemos como malas prácticas periodísticas.



Cambio de titular Al leer el titular de La Vanguardia sobre la recomendación del Consejo de Estado sobre la impugnación del recurso presentado por el gobierno de M. Rajoy contra la investidura de Puigdemont nos sorprendió el énfasis que La Vanguardia hacía en el por el “momento” y el “ahora”, la temporalidad. La mayoría de medios, menos el ABC, centraron su información a la bofetada del Consejo de Estado al gobierno mientras que La Vanguardia intentó maquillar lo sucedido para no dejar tan mal a Soraya Sáenz de Santamaría. Siguiendo un poco los tweets de LV nos dimos cuenta que por la mañana el titular no hacía ese hincapié en el “ahora, o sea que durante el día es titular se modificó para satisfacer al Gobierno y hacerlo más españolista.

Tweet sobre Puigdemont eliminado Es más que evidente que La Vanguardia no esperaba unos resultados tan buenos y abultados a favor del independentismo el 21D. Después de su campaña a favor de fuerzas constitucionalistas, en especial Ciudadanos, la victoria no sentó nada bien. Y ese frustración la han enfocado en gran medida contra Carles Puigdemont, al que piden por activa y por pasiva que de un paso al lado, como si el voto de la mayoría de el Parlament y de la ciudadanía fuera menos importante que un editorial de LV. Pues en este esfuerzo para atacar por tierra, mar y aire a Puigdemont llegaron a colgar un tweet, a nuestro parecer vergonzoso, sobre la vida de Puigdemont en Bruselas. Las reacciones en la red no se hicieron esperar y alguien con dos dedos de frente lo borró. Esta vez se habían pasado de la raya.

La broma de Marlene El unionismo quedó enamorado por las preguntas punzantes y tono impertinente de la politóloga danesa Marlene Wind. Para poder tapar el ridículo que representó para el gobierno de M. Rajoy que el President Puigdemont viajara tan tranquilo por la Unión Europea, los medios necesitaron tapar la noticia, y allí estaba la buena de Marlene. Pocos medios se fijaron en las contundentes respuestas de Puigdemont, y aún menos en un video donde la propia Marlene Wind dice que Groenlandia y la Islas Feroe pueden ser independientes ya que “son pobres y no les importan”. Unas declaraciones como estas desacreditan a cualquiera que quiera dar una opinión seria sobre el asunto, pero, oh sopresa, para La Vanguardia las declaraciones eran en tono de broma. Si señores, si lo que dice no nos gusta, lo dice en broma.

Con Independencia no hay paraíso Si se hace una lectura minuciosa de La Vanguardia, nos damos cuenta que casi toda pieza informativa tiene algún comentario referente a Catalunya, siempre desde un posicionamiento contrario a la independencia. En una interesante pieza sobre la parte turca de Chipre el periodista decide hacer un destacada con la siguiente frase: ” El norte de la isla debería ser un paraíso, pero la independencia lo truncó”. Si señores, la independencia es mala y seguir en España es el paraíso.

Nos preguntamos cuántos de estos hechos son inocentes, cuántos vienen de arriba y cuántos son decididos por los periodistas con miedo que trabajan en la redacción, después de ver como tantos colegas independentistas han acabado perdiendo su trabajo. Como dice el propio Jordi Barbeta en su primer artículo en El Nacional: “Y me afecta especialmente el miedo de los periodistas, con directores convertidos en sicarios de la vicepresidenta.”

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: