Así es como el unionismo manipula el lenguaje para imponer sus mentiras sobre una masa españolista acrítica

el unionismo manipula

Todos los regímenes totalitarios usan el lenguaje y su promoción en los medios afines para inculcar su relato en la cabeza de los ciudadanos. Así lo hizo el Nazismo de la mano de Goebbles contra los judíos, Hugo Chávez en Venezuela y tantos otros a lo largo del tiempo. En España, principalmente con respecto a Catalunya, el lenguaje de políticos y medios ha ido derivando hacia un odio total hacia los catalanes y una visión totalmente falsa de la realidad. La masas, cuando les pones un enemigo enfrente y no paras de mentir para señalar a ese enemigo se convierte en irracional y no puede pensar más allá de la victoria contra ese enemigo. Así pasó en los desastrosos años 30 y se repite en estos momentos.

De la mayoría silenciosa a la mitad de los catalanes

El 21D dio un mensaje claro que ya habíamos escuchado el 1-O o el 27S. Cuando es cuestión de ir a votar los independentistas siempre ganan las elecciones, incluso en las peores circunstancias. Hasta hace pocos meses la frase unionista era la mayoría silenciosa, imposible de cuantificar, ni tan siquiera de saber su existencia o su alcance. Ante las sucesivas derrotas el unionismo ya no se atreve a hablar ni de mayoría ni de silenciosa. La nueva formulación es “la mitad de la sociedad”. Una mitad que tampoco es tal ya que nunca gana ningunas elecciones.

Fractura social

Principalmente desde Madrid y desde Ciudadanos se habla de esta fractura social. Muchos catalanes no la viven en su día a día, donde una discusión política no significa fractura, significa madurez y es la muestra de una sociedad democráticamente comprometida. Lo curioso es que parece que la fractura, siempre según los sicarios de la vicepresidenta, es causada solamente por los independentistas. Como si la violencia del 1 de octubre, los símbolos fascistas de la manifestaciones unionistas, el encarcelamiento de políticos o las mentiras de la prensa no fueran no sólo parte, si no la causa de esta supuesta fractura. Si para acabar con la fractura es imprescindible que una de las dos partes no puede hablar y defender sus opiniones, ojalá la fractura dure para siempre.

Fugado

El gran enemigo del Estado Español está representado por el President Carles Puigdemont exiliado en Bélgica. Los españolistas usan la palabra “fugado” para definir su situación legal, pero nada más lejos de la realidad. Puigdemont llegó a Bélgica antes de que hubiera ninguna causa contra su persona y siempre se presentó delante de la policía belga cuando fue requerido. España, ante un posible ridículo brutal a nivel internacional, por la falta de argumentos contra el President anuló la Euroorden. Puigdemont no ha estado fugado ni un día, y por mucho que se repita eso no será cierto.

Legalidad

La aplicación del 155 es ilegal, presionar al TC es ilegal, tener jueces que te lo afinan es ilegal, convocar elecciones en Catalunya desde Madrid es ilegal,… hablemos de legalidad. España, con un gobierno de M. Rajoy, afectado por los casos de corrupción más grandes vistos jamás en Europa, creadores de la cloacas del estado, de la violencia del 1 de octubre, intenta hablar de legalidad? Recordemos que los dos primeros pasos para que una democracia pase a ser un estado autoritario es controlar la justicia y controlar los medios y parece que M. Rajoy tiene esta parte cubierta. Que un juez haga una sentencia no tiene que ser forzosamente legal, existe la prevaricación y los tribunales internacionales. Recordemos también que la gran excusa de los juzgados en Núremberg era que todo había sido legal… siguiendo las leyes nazis.

Insolidarios

Según el propio Gobierno de España Catalunya tiene un déficit fiscal de 11 mil millones anuales. Según la Generalitat, Expansión, el PP de Extremadura, el ABC y casi cualquier economista independiente serían 16 mil millones. Y aún así se intenta vender la idea de que los catalanes son egoístas e insolidarios. Lo que ahora España recibe de Catalunya parece que es una obligación y sólo puede ir a más. El esclavo pagando al amo con intereses. Los españoles tienen que entender, aunque sea demasiado tarde, que sin Catalunya España es un estado fallido. Un estado corrupto, con unos poderes económicos, políticos y mediáticos que buscan mantener el poder dejando a la gente de lado. El problema no es que los catalanes se quieran ir, el problema es la pseudo democracia que quedara cuando los catalanes se hayan ido.

Be the first to comment on "Así es como el unionismo manipula el lenguaje para imponer sus mentiras sobre una masa españolista acrítica"

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: