La violencia españolista está desatada. Y deberíamos estar preocupados.

A pesar del victimismo y las mentiras de Ciudadanos, PP y sus altavoces la verdad es que la violencia en Catalunya mayormente procede de los españolistas, amantes de pintar esvásticas y últimamente aficionados a usar el 155 como símbolo que representa la aniquilación de la autonomía y, por ende, la aniquilación de la misma Cataluña. La violencia españolista comienza a ser ya un ritual por parte de la ultra derecha.

La violencia españolista aumenta en Cataluña

Tan sólo en las últimas semanas hemos visto ataques en Folgueroles, pueblo de Jacint Verdaguer, en una librería del barrio barcelonés de Horta, en el ayuntamiento de Sant Cugat, ataques a la prensa en Sabadell o la batalla campal entre grupos fascistas rivales delante del café Zurich.

Empieza a ser una tradición que en todas las manifestaciones españolistas en Cataluña se produzcan estos ataques por parte de radicales de partidos y asociaciones fascistas invitadas a participar en las mobilizaciones.

Si el españolismo quiere convencer a alguien y mejorar su imagen de algo más bien retrógrado y  franquista debe romper de una vez por todas con estos individuos. El españolismo se merece mucho más que no ser representados por estos fascitas llenos de odio.

 

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: