Ciudadanos pide respeto para todos los himnos, menos para Els Segadors

Ya nada nos sorprende de Cuidadnos. Mienten más que hablan, critican la corrupción pero hacen presidente a M. Rajoy, hablan de fascismo pero se levantan del Parlament cuando se condena el franquismo e incluso defienden la existencia de la Fundación Francisco Franco y del Valle de los Caídos. Ciudadanos se ha creado como el Trumpismo, basándose en mentiras, medios afines y un populismo que llega a las clases con menos estudios de la sociedad. Es el mal del Siglo XXI, populismo pintado de modernidad, pero con un odio digno de los peores movimientos del siglo XX.



Pero lo más sorprendente de Ciudadanos es su vida en un mundo paralelo. Ahora Albert Rivera ha salido a pedir respeto para el himno español cuando la líder de su partido en Catalunya no se cansa de ser irrespetuosa con los símbolos catalanes, empezando por el himno. Ayer el público catalán ejerció su libertad de expresión protestando hacia un himno y una institución como la monarquía, en la que no sólo no se sienten representados, sino que además sienten que se usa en su contra. Por otro lado, la banderas españolas en el sector azulgrana que los medios españolistas no se han cansado de mostrar, fueron respetadas sin ningún tipo de incidente, como tiene que ser.

El gran problema de Ciudadanos es que sus argumentos no aguantan ningún tipo de análisis inteligente. Seamos conscientes que los ciudadanos que ayer libremente silbaron el himno, desean dejar de estar en el estado que ese himno representa, no lo sienten como suyo. En cambio, Inés Arrimadas desprecia un himno que en teoría sí que es el suyo, o eso dice. Al final Ciudadanos caerá como manzana podrida, como todos los populismos basado en la falsedad. El tema es saber cuánto daño pueden hacer antes de tocar suelo.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: